Buenos días amigas y amigos de las Ondas del Vino.
Música: Al Green and Friends_Let´s Stay Together
Estamos a las puertas del mes de Junio. Mes de inicio de algo que cada ser humano desea en las sociedades actuales del hemisferio Norte. Una temperatura agradable, días largos, cálidos y festivos para poder disfrutar a tope de cada hora de luz. Mes de comienzo de recogida de las primeras cosechas desde la antigüedad, el cereal, y a partir de ahí la retahíla de frutos de verano que hacen la delicia de nuestros sentidos, cerezas, ciruelas, melocotones, melones, albericoques etc. Mes de arranque de vacaciones, sol y playa, festividades y conciertos por toda la piel de toro.
Pues nosotros en Utiel, no vamos a ser menos. El día 1, por no esperar al 2. El día primero del mes alargaremos la larga luz de Junio con el encendido de 40.000 velas que recordarán que en 1764 un acontecimiento extraordinario salvó cosechas, bienes y vidas de la fuerza desatada de la naturaleza.
Muchas van a ser 40.000 velas como le de por hacer una noche calurosa.
Pero peor van a tener que seguir siendo en años venideros, si insistimos en sumarnos a la mala costumbre de dar por hecho que los visitantes, las velas, los embutidos o botellas de vino tienen que ser aumentadas año tras año para no dar la sensación de fracaso si la cifra se rebaja. Ojito con las cifras. La seriedad aumenta el prestigio y la frivolidad el impide su crecimiento.matuja-2
A vueltas de nuevo con el tema: Los menores sin alcohol. Ponencia que el Congreso-Senado ha estado manejando por el acuciante problema que supone cada semana, cada verano, cada festividad, cada… cada, que hay reuniones, concentraciones o agrupaciones de jóvenes que parecen no encontrar el leiv motiv de su disfrute semanal o festivo, que no sea casi siempre acompañados de la bebida, de las bebidas con alcohol. Normalmente cantidades elevadas de alcohol que son de un enorme daño para el que usa y abusa de él. Y máxime si hablamos de personas jóvenes, estudiantes en muchos casos. No es el estudiante como tal, sino la adjetivación para situar en una franja de edad al que la susodicha ostenta.
No queremos huir de tener que decir que el vino posee alcohol, lo tiene, consecuencia de la transformación de los azúcares del mosto de la uva. Pero a pesar de ello, el producto como tal ha sido acompañante de los alimentos de los seres humanos a la hora de compartirlos en la mesa durante la comida, durante miles de años, aunque mal utilizado. Con abuso y exceso puede producir consecuencias negativas para la salud.
No obstante, nos atrevemos a decir que en los últimos tiempos, un par de decenas de años quizá, la bajada del consumo de vino ha ido pareja a un aumento del exceso del consumo de alcohol sobre todo entre los jóvenes. Luego el análisis aún simplista, es claro sobre las consecuencias de unas y otras bebidas.
Es más. Hubo un momento a finales del siglo XX y comienzo del XXI, que ante el alarmante aumento del consumo de bebidas de alto contenido alcohólico, las diferentes asambleas de Diputados de las diversas CCAAs se vieron impelidas a legislar sobre el tema de sustancias perniciosas para la salud, cosa que si no explícitamente, implícitamente colocaba al vino en ese totum revolutum. La gente del Sector del Vino mostramos nuestras verdades, nuestros temores y nuestras peticiones para que al producto objeto de nuestra labor diaria se le protegiese lo máximo posible.
En todas las zonas ha ocurrido lo mismo, antes o después, el vino no ha tenido en esos senderos legislados ningún privilegio, al revés, el mismo trato o peor que otras. Pero también es verdad que casi ninguna de las normas o leyes aprobadas ha conseguido rebajar, limitar, evitar en parte, que ya no todo, el consumo de bebidas o sustancias que en el caso que nos ocupa al poseer alcohol, son perjudiciales para la salud.
Luego, puede ser que se esté haciendo un mal, o al menos un equivocado diagnóstico de los males de las sociedades jóvenes que nos rodean y que les llevan a abocarse a costumbres poco recomendables, que además van en aumento.
Otros estudios más a fondo y otras pruebas diagnósticas distintas y más eficaces son necesarias, para poder recetar a través de nuevas normas y leyes el remedio preciso para rebajar, evitar y alejar a nuestros jóvenes del mundo del alcohol.
Seguimos pensando que el vino per se no es el elemento causante de esos males sociales.

Es miércoles,  en una Mercantil Mañana de Mercado les visitamos desde el 107.7 de la FM en Radio Utiel. La Voz de la Tierra del Vino, naturalmente. Al Control se encuentra Javi Villar y con vds. Al micro, encantado de hallarse en el éter sin dejar de pensar en vds., José Alfonso Sierra Salinas, que les da un tremendo abrazo.
Nuestras webs.

www.lasondasdelvino.blogsppot.com
www.lasondasdelvino.com
nuestros mails:
lasondasdelvinoradio@utiel.es
lasondasdelvino@gmail.com

www.radioutiel.es  su web de compañía.